El uso y cuidado del agua implica hacer cambios sencillos en nuestra vida para beneficio de todos.

Uso y cuidado del agua

Datos duros revelan que el 75% de nuestro planeta Tierra se encuentra cubierto por agua, seguro has escuchado de esta información en varios medios; sin embargo lo verdaderamente alarmante es que de este 75% sólo el 3% es agua apta para el consumo de los seres humanos, es decir, el agua dulce. Del tal manera que es imperante la necesidad de darte a conocer por medio de este artículo, la importancia del uso y cuidado del agua.

Hay países en el mundo que ya están restringiendo el consumo de agua por persona, pues ya no hay el abasto suficiente y esto es muy alarmante; si no hacemos algo seguramente tu localidad podría verse sometida a estos lineamientos. Es por esa razón que te presentamos algunos tips para el uso y cuidado del agua que sin duda, pueden aplicarse en diferentes situaciones de la vida cotidiana y son súper fáciles de implementar si te pones a pensar en las grandes ventajas que traerían para ti y tu futuro, toma nota y forma parte de la nueva consciencia.

El excusado no es bote de basura

Para cuidar el agua es importante evitar que se vayan al escusado restos de basura.

Hay mucha gente que cree que la taza del baño puede funcionar como un basurero ¡grave error! porque muchas veces el exceso de papel, las toallas sanitarias o los pañales tapan las tuberías produciendo serios problemas en la distribución de agua. Es por eso que dentro de las recomendaciones del uso y cuidado del agua es preferible que pongas un cesto y ahí arrojes todos los papeles, será mucho mejor.

En tu casa ¡y en cualquier otro lado!

Las fugas de agua son una amenaza inminente para la preservación del agua.

Hablando del uso y cuidado del agua sucede que de repente ves una fuga de agua y piensas “no es tan grave, no pasa nada”, no obstante es un hecho que esto puede significar un daño que en un futuro repercutirá en ti y en todos los demás, ¿sabías que una fuga de agua puede consumir de 100 y hasta 1 mil litros diarios de agua? Sí, como lo acabas de leer, por ello en cuanto detectes una fuga en tu hogar hay que repararla o si se encuentra en la vía pública es necesario reportarla de inmediato.

Aseo sin desperdicio

Es suficiente un vaso de agua para lavarte los dientes y cuidar el agua.

Si te parece familiar esta escena: lavarse los dientes con el grifo del agua abierto a todo lo que da, ¡cuidado! Tal vez no puedas verlo a simple vista, pero que se desperdician litros y litros del líquido vital con acciones como éstas. Sólo toma un vaso, llénalo y dispón de esa agua para tu aseo bucal; será más que suficiente para cepillarse los dientes. Si como hombre tienes que rasurarte, llena con agua un nivel mínimo de tu lavabo para que enjuagues tu rastrillo; con estas acciones ayudas a vigilar el uso y cuidado del agua.

Plantas siempre hidratadas por la noche

Las plantas aprovechan mejor el agua por la noche.

Aunque te parezca un poco extraño, ¿sabías que la noche es el momento ideal para regar las plantas? Así es, y es que está probado que después de las ocho de la noche es cuando las plantas retienen mayor cantidad de humedad, por lo cual si lo haces a esa hora será menor la cantidad de agua que utilices y por supuesto que tus plantas lucirán verdes e hidratadas. Recuerda que el uso y cuidado del agua es mucho más fácil de lo que parece si pones un poco de tu parte.

Lavando trastes en una sola tanda

Logras un mayor ahorro de agua si lavas una cantidad considerable de trastes en lugar de cantidades pequeñas.

Esto es muy lógico pero a veces a cualquiera de se le puede pasar, si lo llevas a cabo serás parte de la concientización del correcto uso y cuidado del agua; cuando vayas a lavar tus trastes enjabónalos todos de una sola tanda y enjuágalos todos juntos, ahorrarás cerca de 25 litros. También es importante que tengas precaución en los residuos de aceite o grasa que pueden quedar en ellos ¡no los tires por la coladera! Pues provocarás la contaminación de miles de litros, trata de depositarlos en algún otro envase o en una toalla de papel para que lo clasifiques en la basura.

Ropa en lavadora con cargas completas

Para lograr un mejor aprovechamiento del agua es ideal si lavas cargas grandes de ropa en tu lavadora.

Si te dispones a lavar tu ropa y vas a usar la lavadora, recuerda utilizar la carga completa, es decir, evita a toda costa poner sólo una o dos prendas para toda una carga porque lo único que conseguirás es desperdiciar agua, energía eléctrica, detergente y suavizante para un volumen mínimo de prendas. Si necesitas lavar una o dos prendas es mejor que lo hagas a mano, es una medida para el uso y cuidado del agua que vale la pena tener en cuenta.

En tu oficina también se pueden lograr cambios

Para beber agua es mejor hacerlo en un envase reusable para no generar basura que contamine los mares.

Si estas en una junta evita servirle agua a todos los asistentes, es preferible que coloques una jarra al centro para que quien lo desee se sirva un vaso, de lo contrario, estarás sirviendo agua a alguien que no la beberá y únicamente se desperdicia, Si es inevitable lo anterior entonces, reutilízala para regar alguna planta de la oficina.

Sabemos que es importante que durante tus actividades diarias te mantengas hidratado, pero no por eso vas a comprar una botella de agua cada vez que tengas sed. De preferencia usa un cilindro permanente y reusable para este fin, ahorrarás dinero, producirás menos basura y sólo beberás el agua que realmente quieres tomar. Si deseas formar parte del cambio, esta es otra sugerencia que ayudará al uso y cuidado del agua.

Deja que tus acciones creen consciencia en los demás

Hacer responsablemente un uso y cuidado del agua es una actividad más fácil de lo que parece y abarca todas las facetas de nuestra vida diaria, así que es cuestión de cambiar de perspectiva y ser muy responsable con este tipo de acciones; si comienzas desde ahora estarás protegiendo este recurso natural vital para todos los seres vivos del planeta.

Dejar un Comentario