tomar una ducha con agua fría o caliente

Tomar una ducha con agua fría o caliente, ¿cuál opción es mejor?

¿Eres de los que les gusta pasar mucho tiempo bajo la regadera de la lucha sintiendo el agua caliente en tu piel? ¿O eres de los valientes que prefieren hacerlo con agua fría?

Tomar una ducha es algo esencial para una rutina saludable. No sólo te ayuda a mantenerte limpio y fresco sino que también le brinda diversos beneficios a tu cuerpo independientemente de la temperatura que escojas.

Incluso hay Hoteles y Spas que tienen circuitos termales donde intercalan baños en agua fría y caliente, no sólo para que te relajes sino para que favorezcan la salud de tu organismo.

Funcionan como terapias donde se sumerge el cuerpo por cortos períodos de tiempo en piscinas de agua termal de distinta temperatura que van de caliente a frío.

Estos cambios de temperatura ayudan a mejorar la circulación ya que el calor dilata los vasos sanguíneos y el frío los contrae. También relaja todos los músculos ayudando a aliviar y eliminar el estrés.

Como puedes darte cuenta, ambas temperaturas tienen una función específica para nuestro cuerpo. El sitio The Inertia nos comparte otros beneficios que tiene tomar una ducha con agua fría y con agua caliente:

 

Agua caliente

El agua con esta temperatura puede ayudarte a aliviar la tensión y la rigidez en los músculos. Además pueden aumentar tus niveles de oxitocina (más bien conocida como la hormona del amor), disminuir el estrés y la ansiedad.

Funciona como un descongestionante natural ya que ayuda a aliviar los síntomas de los resfriados con ayuda del vapor caliente.

tomar una ducha con agua fría o caliente

Agua fría

Aunque no sea muchas veces placentero, tomar una ducha con agua fría es sumamente positivo para tu cuerpo. Al utilizar esta temperatura los últimos minutos pueden ayudar a que tu cuerpo despierte ya que alivia la fatiga y provoca que estés más alerta mentalmente.

Es recomendada por investigadores para tratar síntomas de depresión. Y además ayuda a conservar y darle brillo a tu cabello y piel.

A continuación te presentamos una infografia donde puedes ver un resumen de los beneficios que trae tomar una ducha con agua fría o caliente:

La temperatura que escojas es importante, pero también lo es la cantidad de agua que utilizas. ¿Sabías que se llega a desperdiciar alrededor de 150 litros de agua cada vez que tomas una ducha?

Visita nuestras notas ¿Cómo ahorrar el agua de la ducha? Y 2 Sistemas para ahorrar el agua de la ducha para descubrir formas que puedes utilizar para cuidar el agua de nuestro planeta.

 

Coméntanos, ¿prefieres tomar una ducha con agua fría o caliente? ¿De qué formas ayudas tu a ahorrar el agua?

Dejar un Comentario