Las aguas residuales deben ser tratadas bajo un proceso estricto en las plantas de tratamiento de aguas residuales para reutilizarlas de manera correcta

¿Qué son las aguas residuales?

Todos los días y a todas horas el consumo del agua es indispensable para el llevar a cabo actividades cotidianas, ya sea en el hogar, en la industria, en el comercio, en la agricultura, etc., una vez que es utilizada y entra en contacto con otras sustancias se contamina, por ejemplo: cuando alguien lava sus manos, al enjuagarlas ya va mezclada con el jabón que utilizamos más los residuos que teníamos en las manos antes de lavarlas, como: azúcar, sal, comida, aceite, en fin, un sin número de residuos que contaminan el agua.

Cuando el agua se contamina por todos estos componentes, recibe el nombre de «aguas residuales o aguas negras» de las cuales te platicaremos más adelante. Es muy interesante que tengas conocimiento de las aguas residuales, sobre todo, para que tomes conciencia de lo importante que es el cuidado de este recurso que está a nuestro alrededor y que, si no se realizan acciones pertinentes, se agotará a un ritmo más acelerado.

¿Qué son las aguas residuales?

Son aquellas que su calidad se ve afectada por el contacto con residuos (sobrantes) de las diversas actividades que se realizan, desde las aguas que son utilizadas a nivel doméstico, como aquellas que se usan en otro tipo de tareas como el caso de la ganadería o hasta de la agricultura, todo eso que se mezcla con el agua se le denomina aguas residuales.

Por ejemplo: el agua que sale de la llave de tu tarja en donde lavas los trastes y que se utiliza para enjuagar los accesorios de cocina para que éstos se encuentren limpios, una vez que tiene contacto con el jabón o cualquier otra sustancia de limpieza en automático cae en la denominación de «aguas residuales».

¿Qué contiene este tipo de agua?

Los detergentes, plaguicidas, sustancias químicas, desechos farmacéuticos, etc., son factores que contaminan el agua y la convierten en aguas residuales

En términos generales se puede decir que se encuentra «contaminada», cuando intervienen diversos componentes, como grasa, detergentes, cloro, algunos restos orgánicos, los desechos de tipo industrial que casi siempre tienen químicos nocivos para la salud, contaminantes emergentes (restos de fármacos y plaguicidas) en el caso de la agricultura o ganadería, las aguas residuales contienen herbicidas, pesticidas o fertilizantes.

También, en el caso de las instituciones de salud, sus aguas residuales pueden contener bacterias, restos de sangre y hasta materiales quirúrgicos que por error entraron en contacto con el agua. Por esta razón este tipo de agua puede encontrarse sumamente contaminada y en ningún momento debe de ser reutilizada una vez que ha tenido contacto con alguna de las actividades antes mencionada.

El agua que se utiliza en el servicio del baño

También son aguas residuales todas las que son utilizadas para el inodoro y que contiene residuos propios de los desechos humanos como el caso de las heces o de la orina. De hecho, en épocas antiguas e incluso, actualmente en algunas comunidades apartadas, que no cuentan con sistema de drenaje suelen verter este tipo de desechos directamente en la tierra y que al secarse pueden viajar a través del aire mediante el subsuelo, hasta los cuerpos de agua como ríos, arroyos, etc., y traer como consecuencia la contaminación del agua.

¿Qué se hace con este tipo de agua?

Las plantas de tratamiento de aguas residuales se encargan de procesar el agua para eliminar los contaminantes
Existen plantas que someten a tratamiento las aguas residuales llamadas Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) después de llevar a cabo todo un proceso, devolverlas a las diferentes actividades para reutilizarlas en las labores de forma cotidiana.

Ahora bien, debes de saber que no es que la pongan en una coladera gigante y que automáticamente pueda reutilizarse, sino que existe un largo proceso para que este líquido vital se reintegre a las actividades cotidianas, a continuación, conocerás el proceso de una forma muy general:

  • Cuando usas el agua, ésta se desecha a través de una tubería que está conectada con el drenaje de la ciudad y éste a su vez con algunas plantas que se encargan del tratamiento de las aguas residuales.
  • Una vez que se capta esa agua (imagina que son millones de litros diariamente puesto que todas las personas la ocupan a diario, constantemente) llega a unos contenedores de gran tamaño, en la cual, se revisa y las partículas que la contaminan y que son visibles (porque suelen ser grandes), son eliminadas a través de algunos instrumentos especiales.
  • En cuanto se quitaron esos restos visibles, se pasan a otros contenedores gigantes en los que se deja reposar el agua para que así, las partículas más ligeras floten en la superficie y los sedimentos (como el caso de la arena) se asienten, una vez que ya son visibles estas capas, se retiran para que así continúe el proceso de limpieza.
  • Después de ello, existen unas bacterias que se alimentan de todos los restos que hay en el agua, y por ahí pasan estas aguas residuales que ya han sido parcialmente tratadas. Las bacterias hacen su trabajo y retiran todos los elementos vivos que podrían estar presentes en las mismas. Al final, se vuelve a decantar (proceso anterior) para que así se retiren algunas partículas que llegaran a estar presentes y que no se hayan filtrado correctamente.
  • Una vez que se termina este proceso, ahora sí, se puede regresar a su corriente normal para que sea reintegrada para diversos usos ¡y listo!

Hay que cuidarla, no cuesta nada

¿Te das cuenta que el proceso de las aguas residuales es verdaderamente complicado?, si bien, hay actividades en las que tenemos que utilizar agua, existen diferentes alternativas que podemos llevar a cabo para evitar la contaminación de la misma sin que ésta tenga que pasar por largos procesos para reintegrarse a la sociedad para su uso. Tomemos conciencia y pensemos en posibles soluciones para no contaminarla tanto, seguro que hay varias alternativas a nuestro alrededor.

Dejar un Comentario