fuentes naturales de agua

Tipos de fuentes naturales de agua

El agua es uno de los elementos vitales para la subsistencia de la vida en el planeta tierra. ¿Cuáles son las fuentes naturales de agua?

Aunque la mayoría del agua que se encuentra en el planeta tierra, está en estado líquido, también se puede encontrar en estado sólido, (principalmente en glaciares y Polos) y en estado gaseoso, en la atmósfera.

Según la FAO, los océanos contienen el 97% del agua del planeta. La segunda parte importante por su volúmen la representa el agua en estado sólido.

La fracción más pequeña del agua, pero igual de importante, lo representa el estado gaseoso.

La capacidad del agua de adquirir un estado gaseoso es muy importante para la circulación del agua en el planeta.

Es decir, cuando el agua adquiere un estado gaseoso, se asegura su distribución, incluso en regiones continentales alejadas de los principales cuerpos de agua.

La hidrósfera

Se le denomina hidrosfera al cuerpo de agua que se encuentra sobre la superficie de la tierra, y en menor cantidad, la que se encuentra bajo la superficie de la corteza terrestre.

Es decir, la hidrosfera engloba el agua en estado líquido que puedes encontrar en

  • océanos
  • ríos
  • lagos
  • agua subterránea

Pero también incluye el agua en estado sólido que encuentras en los glaciares y en la nieve.

Como mencionamos anteriormente, el 97% del agua del planeta está contenida en los océanos.

Esto significa que sólo el 3% del agua del planeta es agua dulce. Curiosamente, del total del agua dulce, el 98.2% está congelada en glaciares y en forma de nieve.

Es decir, los habitantes del planeta tierra sólo tenemos acceso al 0.08% de toda el agua que se encuentra en el planeta.

Sabiendo esto, tiene más sentido que cuidemos de este recurso, y reduzcamos al máximo su desperdicio.

 

¿Por qué no podemos ingerir agua salada?

El agua de los océanos y mares no es apta para el consumo humano porque en grandes cantidades, la sal es un mineral dañino para nuestro cuerpo.

Los humanos expulsamos el exceso de sal mediante el aparato urinario, pero necesita agua no salada, para diluir la sal en nuestro cuerpo y lograr que los riñones funcionen adecuadamente.

Si en un momento ingirieras demasiada sal, tus riñones dejaran de funcionar adecuadamente.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que nuestro consumo de sal diario sea un mínimo de 500 mg y un máximo de 2000 mg.

Si bien ingerir agua salada por accidente cuando vas a la playa no será fatal, tomar agua de mar constantemente si te llevaría a una condición médica cercana a la muerte.


¿Cuáles son las fuentes naturales de agua?

fuentes naturales de agua

 

Cada región tiene diferentes características geográficas y el acceso al agua no es igual en cada área poblacional.

En términos generales, el acceso al agua potable es uno de los factores básicos que impulsan el desarrollo económico de una población.

El tipo de fuente de abastecimiento depende directamente de las características hidro-geológicas de cada región así como de las tecnologías disponibles.

Los tipos de fuentes naturales de agua son:

Fuentes subterráneas

La captación de aguas subterráneas se puede realizar a través de manantiales, galerías filtrantes y pozos, excavados y tubulares.

Lo curioso de las fuentes subterráneas es que, en términos generales, están libres de gérmenes y microorganismos dañinos para la salud.

Es decir, las aguas subterráneas pueden considerarse aptas para el consumo humano.

Sin embargo, es recomendable hacer estudios clínicos de la misma, y llevar a cabo algún proceso de purificación para considerarla 100% potable.

 

Fuentes superficiales

Estas están constituidas por el agua de los lagos, ríos, arroyos, etc.

Debido a la agricultura, ganadería, la industria y a la sobrepoblación, en muchas ocasiones el agua superficial está contaminada, por lo que debe pasar por un proceso de purificación para el consumo humano.

Conocer qué tipos de fuentes de agua existen en nuestra naturaleza nos lleva a apreciar y cuidar este recurso, y saber cuándo es apta para el consumo, y cuándo debe ser tratada para considerarse potable.

 

Dejar un Comentario